Seleccionar página

Gazpacho de garbanzos maragatos con crema de queso fresco de Burgos y nieve de aceite de oliva

Personas:

4

Preparación:

Cocción:

Tiempo total:

alto

Ingredientes para

Gazpacho de garbanzos maragatos con crema de queso fresco de Burgos y nieve de aceite de oliva

  • 500 g de garbanzos de la Maragatería
  • 125 g de nata líquida desnatada
  • 30 g de vinagre de Jerez
  • 200 g de aceite de oliva (Nitro)
  • 150 g de queso fresco de Burgos        
  • 75 g de leche desnatada                 
  • Sal
  • Pimienta
  • 1 Cebolla
  • 1 Pimiento rojo
  • 1 Pimiento verde
  • 1 Tomate
  • Como se hace la

    Gazpacho de garbanzos maragatos con crema de queso fresco de Burgos y nieve de aceite de oliva

    Dificultad: alto

    Lo primero que debemos hacer es poner los garbanzos en remojo la noche anterior.


    Para comenzar, ponemos a cocer los garbanzos ya remojados en una olla con agua y abundante sal durante 2-3 horas. Pasado el tiempo, reservamos el caldo de cocción.


    Cuando los garbanzos estén listos, troceamos el tomate, la cebolla, el pimiento rojo y el pimiento verde. Reservamos unos daditos pequeños de verdura para la decoración final. 


    Incorporamos las verduras a una sartén con aceite caliente y las salteamos. Salpimentamos.


    Una vez que las verduras tomen color, añadimos los garbanzos escurridos a la sartén y salteamos todo junto. Mezclamos bien. 


    A continuación, vertemos en la sartén el vinagre, la nata y cubrimos con el caldo de cocción de los garbanzos. Dejamos cocer durante 2 minutos. 


    Pasado el tiempo, con el garbanzo caliente, trituramos el contenido de la sartén. Colamos la crema de garbanzos.              


    Mientras, vamos a preparar la crema de queso. Para ello, en el vaso de la batidora, trituramos el queso en daditos, una pizca de sal, un buen rollo de nata, otro de leche y otro de aceite de oliva. Colamos.


    Para formar la nieve de aceite de oliva pistoleamos aceite de oliva con pistola de chocolate o pulverizador en un baño de nitrógeno líquido. Colamos bien. La nieve de aceite es aceite oliva natural (sin freír, ni tratar) simplemente se congela y enfría con el nitrógeno líquido, adquiriendo esa forma de nieve. 


    Por último, emplatamos una quenelle de la crema de queso y la colocamos en el centro. Encima del queso disponemos los daditos de verdura que habíamos reservado. Ponemos el aceite nitrogenado y vertemos el gazpacho bien caliente. 


    Servimos.

    Nutrición

    Más Recetas

    Pastas

    Carnes

    Postres