Seleccionar página

‘Risotto’ de calabaza y espelta

Personas:

4 COMENSALES

Preparación:

Cocción:

Tiempo total:

1:10

Ingredientes para

‘Risotto’ de calabaza y espelta

  • 0.5 cucharadita de Canela molida
  • 1 cucharadita de Copos de chile
  • 0.5 cucharadita de Sal en escamasmarina
  • 0.25 cucharadita de Pimienta negra
  • 6 cs de Aceite de oliva virgen extra
  • 500 g de Calabazapelada, sin semillas y cortada en dados de 2 cm
  • 1 litro de Caldo de verduras
  • 1 unidad de Apiocortado en dados finos
  • 150 g de Espeltaperlada bien lavada
  • 1 cucharada de Queso mascarpone
  • 1 cucharada de Mantequillao aceite de coco
  • 20 g de Queso parmesanorallado
  • 1 puñado de Rúcula
  • 4 hojas de Salvia
  • 2 ud de Galletasamaretti para servir (opcional)

Como se hace la

‘Risotto’ de calabaza y espelta

Dificultad: Fácil
  1. 1.

    Precalentamos el horno a 200 ºC. Forramos una bandeja de horno con papel vegetal y reservamos.

  2. 2.

    En un bol, ponemos la canela, los copos de chile, la sal y la pimienta, con dos cucharadas de aceite de oliva. Removemos hasta crear una pasta.

  3. 3.

    Agregamos la calabaza y mezclamos uniformemente la pasta, luego extendemos sobre la bandeja de horno. Asamos durante 30 minutos, o hasta que quede tierna y caramelizada.

  4. 4.

    Mientras, vertemos el caldo de verduras en un cazo y lo llevamos a ebullición. Bajamos el fuego para mantener un hervor suave.

  5. 5.

    Calentamos dos cucharadas más de aceite en una cacerola. Añadimos el apio y salteamos unos minutos, hasta que se ablande. Agregamos la espelta y removemos para que se mezclen. Agregamos ahora un par de cucharones de caldo caliente y rebajamos el fuego para que hierva lentamente. Seguimos añadiendo caldo a medida que la espelta lo vaya absorbiendo. Así seguimos durante unos 30 minutos. El 'risotto' de espelta ha de quedar firme pero tierno, bien suelto.

  6. 6.

    Aplastamos ligeramente la calabaza con un tenedor y lo incorporamos al 'risotto'. Seguimos cocinando 10 minutos más, añadiendo caldo si hace falta.

  7. 7.

    Retiramos del fuego e incorporamos el queso mascarpone y la mantequilla o aceite de coco. También incorporamos el queso parmesano y, por último, la rúcula, sin dejar de remover. Tapamos la cacerola y dejamos que repose unos minutos.

  8. 8.

    Mientras, calentamos el resto del aceite de oliva en una sartén y salteamos un par de minutos las hojas de salvia, hasta que estén crujientes. Retiramos con una espumadera y disponemos sobre papel de cocina. Nos servirán como decoración, junto a las galletas 'amaretti', a la hora de servir.

Nutrición

Más Recetas

Pastas

Carnes

Postres